segunda-feira, 29 de outubro de 2007

Daniel Pennac - Como una novela


El verbo leer no soporta el imperativo. Aversión que comparte con otros verbos: el verbo “amar”…, el verbo “soñar”…
Claro que siempre se puede intentar. Adelante: “¡Ámame!” “¡Sueña!” “¡Lee!” ¡Pero lee de una vez, te ordeno que leas, caramba!”
-¡Sube a tu cuarto y lee!
¿Resultado?
Ninguno.
(…)

1 comentário:

SANDRA disse...

Vejam só!!!
Já se abla Espanhol no blog e tudo...
Continua a colocar coisas lindas!!!
Mil beijos ;-)